Beneficios de las lechugas

Beneficios de las lechugas:

Las lechugas nos aportan beneficios diuréticos, debido a su alto contenido en agua, favorece la eliminación de orina. Evitando enfermedades como la obesidad, la hipertensión arterial o la hidropesía (retención de líquidos).

También a consecuencia de la gran cantidad de agua nos aporta muchos beneficios dietéticos, haciéndola un componente ideal en dietas de adelgazamiento. Evita las flatulencias, lo que evita la sensación de “empacho”. También favorece la digestión y protege el estomago.

Dentro del aparato circulatorio también presenta unos beneficios importantes, mejora la circulación del torrente sanguíneo, lo que evita  la aparición de enfermedades como la arterioesclerosis. Además reduce el colesterol.

La lechuga posee propiedades relajantes lo que beneficia a calmar los nervios y evita enfermedades como el estrés y el insomnio. Ayuda a dormir mejor.

La lechuga al contener diversas vitaminas, entre ellas la Vitamina C, es considerada una buena antioxidante natural que nos protege ante los radicales libres externos. Ayuda a la buena conservación de uñas, pelo y piel, evitando la aparición de enfermedades con un cáncer de piel o manchas en la piel.

También tiene efectos anafrodisiacos, que apaciguan el apetito sexual.

Si se cuecen las hojas de la lechuga son muy beneficiosas para el aparato respiratorio, evitando ataques de asma o espasmos bronquiales. También es un remedio popular para apaciguar la tos.

Cuando la lechuga se usa de manera externa podemos destacar una serie de beneficios, es analgésica cuando se aplican las hojas cocidas en agua sobre heridas, golpes, torceduras… también es muy beneficiosa si se aplica sobre quemaduras. Es efectiva como colirio natural, para combatir conjuntivitis, legañas… Actúa como un desodorante natural eliminando los olores y sirve como tratamiento de belleza, al crear cremas o mascarillas con las hojas cocidas.

Frutas y verduras similares